Un hombre es detenido tras agredir sexualmente a su perra en plena calle en Guipúzcoa

Un hombre ha sido detenido tras violar a su perra en plena calle mientras los transeúntes que pasaban por allí no podían dar crédito a lo que estaban presenciando, e indignados llamaron de inmediato a la policía. Los hechos han ocurrido en una localidad de Guipúzcoa.

A la vista de todo el mundo, y aunque la perra se resistía, el detenido empezó a masturbar a su mascota introduciendo violentamente sus dedos en la vagina. Luego le dio la vuelta y, tras bajarse los pantalones, la obligó a lamerle los genitales y realizarle una felación. Finalmente, tras forzarla, la penetró, violándola nuevamente. El terrible caso de maltrato animal ha sido denunciado por el naturalista y divulgador Raúl Mérida.

Los testigos que presenciaron tal atroz escena no dudaron en avisar a la policía y el agresor acabó siendo detenido. La fiscalía pide ahora para él la aplicación del delito de maltrato animal recogido en el artículo 337 del Código Penal que recoge la pena de un año de cárcel para aquel que someta a explotación sexual a un animal doméstico.

Aterra a todos pensar, que nadie puede imaginarse las veces a lo largo de la vida del animal, habrá tenido que soportar los terribles abusos de su perturbado dueño. Los desgarros que presentaba la perra tras ser observada por un veterinario no ofrecían lugar a la duda y son claves para el juicio al que se enfrenta.

Desde en que pasaron los hechos, al detenido se le ha retirado cautelarmente la perra y ha perdido la custodia del resto de animales que tenía, de los que se ha hecho cargo una protectora, prohibiéndosele tener más animales.

La zoofilia es una de las parafilias más comunes que existen, pero es muy complicada de demostrar ya que son actos delictivos que provocan un gran rechazo social y suelen realizarse en la intimidad. Por eso, este caso de abusos ha trascendido tanto dada la rareza de haberse realizado en público.