Olga, la empleada de bingo de 50 años que fue asesinada sin ninguna piedad en Tarragona

Olga López del Castillo, de 50 años y nacida Badalona, llevaba solo tres días trabajando en el Bingo Vali Park de Tortosa (Tarragona) cuando la madrugada del pasado lunes tres encapuchados, que asaltaron el local armados, la mataron de un tiro en la cabeza. Pudo ser trasladada con vida al hospital, pero murió al cabo de pocas horas. En el mismo asalto un hombre de 41 años recibió un tiro en la espalda.

Los delincuentes formaban una banda especializada en atracar bingos y ya habían actuado en la zona de Navarra y se encontraban bajo el foco policial desde hace tiempo. Aunque nunca habían actuado de manera tan violenta como la de la noche en que acabaron con la vida de Olga.

La fallecida tenía más de 15 años de experiencia trabajando en bingos y nunca había sufrido ningún atraco hasta entonces. Pero conocía la ‘regla’ de no enfrentarse nunca a los atracadores en casos similares, algo que no hizo la noche del asalto.

Los atracadores asaltaron el local de madrugada y agredieron a un cliente, que les había tirado el taburete. Olga aprovechó ese momento para accionar la alarma que movilizó a la primera patrulla de Mossos d’Esquadra que se presentaron al lugar a las 00.50 horas.

En ese momento, los ladrones huyeron a la carrera, pero antes dispararon en la espalda al cliente y a Olga en la cabeza. Siendo trasladados ambos en estado grave al hospital de Tortosa, donde la trabajadora acabó perdiendo la vida pocas horas después.

Los Mossos detuvieron a dos de los tres asaltantes, un menor de edad marroquí y una mujer. El tercer asaltante, también de nacionalidad marroquí, se encuentra en busca y captura, al poder escapar antes de ser atrapado. La policía sospecha que ha podido cruzar la frontera francesa, donde le perdieron la pista, según ha explicado la Guardia Civil.