Muere un niño de 3 años ahogado en Benalmádena tras un ‘descuido’ de sus padres

Un menor de tres años falleció ahogado el pasado domingo tras caer a una piscina en Benalmádena. El pequeño fue trasladado en estado crítico al hospital Materno Infantil de Málaga, donde los sanitarios no pudieron hacer nada por salvar su vida.

El niño se encontraba con sus padres y durante unos instantes le perdieron de vista en un descuido. Los propios progenitores fueron los que encontraron al menor sumergido en la piscina y lo sacaron del agua de inmediato. Trataron de reanimarlo, practicándole maniobras de primeros auxilios, durante varios minutos, pero el pequeño no respondía, según informa el diario Sur.

Rápidamente llamaron a los servicios sanitarios de emergencias para que acudieran al lugar y fue trasladado en ambulancia a las urgencias del Hospital Materno-Infantil, donde, pese a todos los esfuerzos de los médicos, no fue posible salvar la vida del pequeño.

La Policía Nacional ha abierto una investigación para aclarar las causas del fallecimiento del niño, pero pronto cerró las pesquisas al comprobar que todo se había sido fruto de una desgraciada fatalidad. Según las fuentes consultadas, se debe a un accidente tras un posible descuido de las personas que lo vigilaban y que los perdieron de vida un momento, que resultó trágico.

Es el segundo caso de un menor que pierde la vida este verano en una piscina, el primero fue el de un menor danés de dos años en la localidad también malagueña de Coín.