José Antonio, el barrendero fallecido trabajando a más de 40 grados: «Sabía cómo iba a morir»

José Antonio González, el barrendero de 60 años que falleció por un golpe de calor el pasado viernes cuando estaba trabajando a las 17.30 de la tarde a más de 40 grados en el barrio de Puente de Vallecas de Madrid, buscó en google recientemente qué es un golpe de calor porque estaba convencido de que podía pasarle.

Después de llevar tres horas trabajado en plena ola de calor, un vecino le vio desplomarse en plena calle mientras barría. Los servicios de emergencias llegaron para atenderle cuando la temperatura de su cuerpo superaba los 41 grados. Un golpe de calor le dejó inconsciente, fue trasladado en ambulancia al Hospital Gregorio Marañón, donde acabó muriendo de un infarto.

José Antonio estaba casado y tenía dos hijos, Miguel, de 21, y Laura, de 19. Trabajó muchos años de frutero y también trabajó en una cadena de supermercados, pero las crisis económicas acabaron con sus empleos hasta que entró en el puesto de barrendero.

En el momento de su muerte, tenía un contrato eventual. “El contrato que tenía ahora lo firmó el día 1 de este mes. Antes había trabajado muy poco tiempo los fines de semana”, explicó su hijo Miguel al medio El Español. Pertenecía al servicio de limpieza viaria de la empresa Urbaser y había iniciado su prestación laboral el pasado 1 de noviembre.

“No debería haber gente trabajando en esas condiciones. Me parece ilógico que haya barrenderos trabajando con 42 grados a las tres de la tarde. Yo soy el primero que quiere las calles limpias, pero es de sentido común. Esos trabajadores son personas y no es normal que estén trabajando a esas horas y en esas condiciones de extremo calor con las vestimentas con las que van”, comenta indignado Miguel.

La familia de José Antonio va a emprender acciones legales por su muerte. “Todavía no hemos denunciado, pero lo haremos. El Ministerio de Trabajo dio unas indicaciones que no se han cumplido”, apuntó el hijo del barrendero fallecido.

“Era una gran persona querida por todos. Es el mejor padre que he podido tener. Hizo todo lo posible por sacarnos adelante a nosotros. Esperemos que esto no quede impune y se haga justicia. Esto no tendría que haber pasado. Haremos todo lo posible para que ninguna familia tenga que vivir lo que estamos viviendo nosotros”, acabó contando emocionado Miguel.