Indignación por la medidas tomadas en Madrid para acabar con la muerte de barrenderos por golpes de calor

Los barrenderos de Madrid en alerta por otro terrible suceso.

José Antonio González fallecía el viernes con 60 años como consecuencia de un golpe de calor mientras trabajaba como barrendero. Aunque fue trasladado al Hospital Gregorio Marañón tras desplomarse en el Puente de Vallecas, nada pudo hacerse por salvar la vida y moría a consecuencia de un infarto. ‘Cuatro al día habla en directo’ hablaba con su hijo.

«Estamos destrozados, no es justo lo que estamos viviendo. No me lo creo. Creo que no debería vivir esto a esta edad. Se deberían haber tomado otras medidas lógicas y coherentes. No puede ser. Aunque no hay que llegar a este punto para saber esto, espero que sirva para que cambien las cosas y otra familia no tenga que vivir lo que por desgracia estamos viviendo», denunciaba Miguel Ángel González.

«Su horario habitual era por la mañana pero un compañero le pidió cambiarle el turno y él aceptó. Estaba dispuesto a todo para quedarse de forma definitiva en este trabajo ya que estaba de eventual. Lo hacía todo para sacarnos adelante, así que aceptó cambiar el turno a pesar de que sabía que iba a hacer mucho más calor».

«El sábado se puso en contacto con nosotros el Alcalde. También hemos hablado con la Vicealcaldesa y con otros concejales. Públicamente en nombre de mi familia pido que todos se unan independientemente de su ideología política para que estás irregularidades dejen de ocurrir. Trabajar con esa vestimenta, con estas temperaturas y solos, es algo ilógico. Considero que no debe ser así», subrayaba. Pero esta situación parece no acabar con esta tragedia y hoy se ha conocido otro suceso similar de extrema gravedad.

Otro operario se encuentra en estado grave en Madrid.

Un operario municipal de limpieza de Madrid de 58 se encuentra en estado grave tras ser ingresado en el hospital Doce de Octubre de Madrid tras sufrir un golpe de calor durante su jornada de trabajo en el distrito de Arganzuela.

Las Emergencias Madrid informaron de que el hombre se desplomó en la calle Algete sobre las 17:15 horas de la tarde. Los facultativos de Samur-Protección Civil aplicaron frío al operario, que se encontraba con una temperatura corporal muy alta elevada. Tras ser atendido fue evacuado al centro hospitalario en el que se encuentra en estado grave.

Decisión que puede salvar vidas que no es suficiente y genera indignación.

Los sindicatos y los servicios de limpieza de Madrid han pactado este martes suprimir para el turno de tarde los trabajos que requieren mayor esfuerzo físico. Siempre que las temperaturas estén por encima de los 39ºC como ha pasado en esta durísima ola de calor en la que ya ha muerto un operario. Una temperatura que parece claramente alta para poder realizar un trabajo tan duro y que es insuficiente.

Según han confirmado a Efe fuentes de CCOO Madrid, el acuerdo se ha producido en una reunión que ha durado todo el día. También se ha acordado una modificación del vestuario con el que se trabaja así como la posibilidad de cambios de turno más flexibles.