Daniel, el joven de 23 años muerto trágicamente en una salida al campo con amigos en Madrid

Daniel Cabellos, un joven de 23 años de origen hondureño, falleció el pasado domingo ahogado en el embalse de Navacerrada en Madrid, en una salida al campo junto a otros cuatro amigos que pretendían pasarlo bien al ‘aire libre’.

Los hechos ocurrieron cuando Daniel sus amigos se estaban divirtiendo en una zona de baño de la Sierra de Madrid. A las 23:45 horas, Emergencias de la Comunidad de Madrid recibió una llamada, en la que unos chicos aseguraban haber perdido de vista a su amigo mientras se estaban bañando en el embalse.

Daniel no sabía nadar, y después de lanzarse al agua no fue capaz de salir, sus acompañantes le perdieron de vista. Al parecer, debido a la poca visibilidad, el chico no se dio cuenta que se sumergió en una zona donde había varios metros de profundidad, en lugar de una donde hacía pie.

La preocupación de todos los allí presentes aumentó con el paso de los minutos hasta que, finalmente, llegó a la zona un Grupo Especial de Rescate en Altura (GERA) de la Comunidad de Madrid para rescatar al joven. Según informaron, cuando encontraron a Daniel estaba a casi dos metros de profundidad y se encontraba en paro cardiorrespiratorio.

A pesar de las maniobras de reanimación, que duraron cerca de una hora, el chico no respondió y acabó siendo declarado muerto. La Guardia Civil está realizando una investigación sobre cómo sucedieron los hechos y por qué los jóvenes se encontraban en un lugar que estaba prohibido al público.

La comunidad hondureña en España usó las redes sociales para informar sobre la muerte del originario de Trojes, El Paraíso, y lamentar su muerte: “Llegaste a España con una maleta de sueños e ilusiones, te ganaste nuestros corazones. Querías conquistar el mundo y ahora tienes el cielo para ti. No te olvidaremos”, escribió la Asociación Colaboración y Esfuerzo (ACOES) de Madrid, con quienes solía trabajar.