Lola Dueñas, la actriz que ha enterrado a su hermana, su padre y ahora a su madre en muy poco tiempo

Lola Dueñas ha perdido a toda su familia.

La querida actriz Lola Dueñas se ha quedado sola en cuestión de muy pocos años. Los fallecimientos de sus familiares más cercanos se han sucedido en los últimos años, perdiendo en primer lugar a su hermana Ana en 2016, a continuación a su padre y hace unas semanas a su madre, María Navarro.

María Navarro era conocida por ser la mano derecha de Isabel Pantoja a lo largo de dos décadas. La mujer sufría una de las enfermedades más duras, tanto para ella como para las personas de su entorno. Padecía Alzheimer, la enfermedad del olvido.

El pasado 13 de abril falleció en la residencia madrileña en la que había estado desde hacía años. Chelo García-Cortés dio a conocer la noticia de este personaje relativamente olvidado por los aficionados a la prensa rosa. Por lo visto, junto a ella estuvieron todas las personas que la quisieron, excepto Isabel Pantoja.

A María Navarro le apasionaba el teatro, y por ese motivo fundó el Teatro Estable Castellano en el que ejerció como directora. Su marido, y padre de Lola Dueñas, era Nicolás Dueñas, conocido por su papel como el padre de Lucía en Aquí no hay quien viva, con quien tuvo dos hijas, Ana y Lola Dueñas.

María era muy conocida en el mundo del espectáculo y pronto se supo manejar con la prensa. Empezó llevando la carrera de su marido, y pronto recibió su gran oportunidad gracias a Encarna Sánchez, quien la contrató para la producción de su programa de radio. Hizo lo mismo con Jesús Quintero y su El loco de la colina.

Se convirtió en una íntima amiga de Isabel Pantoja, la cantante del momento junto a Rocío Jurado. Precisamente, fue la propia Encarna Sánchez quien le propuso a María llevar la carrera artística de la cantante. Fue su representante durante 20 años.

María Navarro traspasó los límites de la relación profesional y se convirtieron en grandes amigas, incluso su mayor confidente. La cantante la despidió en 2012 cuando se sentaba en el banquillo. María se dedicó entonces al cuidado de su hija Ana, de profesión abogada, que falleció a los 49 años víctima de un cáncer en 2016.

Fue el peor momento para ella, ya que su amiga Isabel Pantoja nunca la apoyó. Nunca volvieron a verse, y nunca volvieron a hablar, como confirmó con dolor Chelo García-Cortés. Esta le echó en cara su actitud a la Pantoja cuando coincidieron en Supervivientes.

Tres años más tarde, sufrieron otro nuevo revés con el fallecimiento Nicolás Dueñas, padre de Lola. De la familia Dueñas Navarro, ya solo queda la actriz Lola Dueñas, que a sus 50 años ha perdido a su hermana, a su padre y a su madre. La intérprete nunca se ha pronunciado respecto a la relación de su madre con Isabel Pantoja, y siempre se ha centrado en sus compromisos profesionales.

Todas estas desgracias, según afirman en El Mundo, habrían hecho mella en el estado mental de la actriz. De ahí que se haya apoyado en su círculo de amistades más próximo, especialmente en aquellos compañeros de profesión que detestan a la prensa del corazón y odian la popularidad. Lola Dueñas nunca entendió el trato que recibió su madre por sus continúas defensas a la Pantoja.

Sea como sea, nadie puede obviar que Lola Dueñas es una de las mejores intérpretes del cine español. La avalan dos Goyas, una Concha de Plata y el premio a mejor actriz en Cannes.