Julián, el español que tres años después ha sido encontrado muerto de manera casual en una azotea

Desaparecido hace tres años.

Este suceso arrancó el 14 de julio de 2019. En aquella fecha, los familiares de Julián Ortega Gabaldón, extrañados porque no conseguían contactar con él, denunciaron su desaparición. Durante varios días intentaron encontrarle con vida, pero después de que la policía realizara varias batidas en Alicante, no encontraron pistas.

Desde entonces, Julián formaba parte de la lista de desapariciones no resueltas. Todavía puede verse su ficha en la web de Sosdesaparecidos. Hasta que esta misma semana un vecino encontró su cadáver de manera completamente casual.

Tres años después, su cuerpo ha aparecido momificado en un sitio inesperado. Se trata de la azotea de un edificio semiconstruido y abandonado de Alicante, concretamente en la confluencia de la plaza de la Luna con la avenida Neptuno. Los agentes pudieron identificarle gracias a la documentación que llevaba.

Encontrado de manera casual.

Sucedió a las 22:30 horas, cuando un vecino que practicaba una disciplina de exploración urbana conocida como «urbex» encontró el cuerpo. Se trata de una práctica que consiste en visitar lugares abandonados, atraídos por los lugares antiguos o simplemente abandonados que han quedado congelados en el tiempo.

El vecino de Alicante llamó inmediatamente a la policía, que acudió al lugar para intentar esclarecer lo ocurrido. Ahora están a la espera de las pruebas de ADN para confirmar por completo que el cadáver corresponde efectivamente al hombre desaparecido. Además, se le realizará una autopsia para aclarar las causas de su muerte.

Todo parece encajar, ya que el cadáver fue encontrado en la misma zona que marcaba la geolocalización del teléfono de Julián en el momento de su desaparición. La policía estuvo días buscando en la zona, pero lo cierto es que el cadáver se encontraba en una zona de muy difícil acceso, y la policía requirió los servicios de los bomberos.