La desgarradora despedida de Elías, el niño de 8 años fallecido en el jardín de su casa en Gijón

El viernes pasado la tragedia sacudió Mareo, un vecindario de Gijón, donde el pequeño Elías, un niño de 8 años, perdió la vida después de sufrir un trágico accidente al caérsele encima una estatua de 20 kilos de peso en el jardín de su casa.

En el funeral han querido estar presentes, además de sus familiares y amigos, el equipo de rugby, Calzada Rugby Club, donde jugaba y una gran representación del Colegio Público Lloréu, al que acudía. La familia ha estado arropada en todo momento por todo el entorno del niño en una emotiva ceremonia que tuvo lugar en el Tanatorio del Jardín El Lauredal-Noega de Gijón.

La capilla estuvo presidida por un pequeño ataúd blanco coronado con flores de su madre y sus abuelas. También había globos con su nombre y las botas con las que Elías jugaba a su deporte preferido, el rugby.


Se vivieron escenas muy duras durante el sepelio con el comprensible llanto desgarrador de la familia del menor, acompañados de un equipo de psicólogos de Cruz Roja España que estuvo pendiente en todo momento de la ceremonia.

También fueron muy emocionantes las palabras que quiso dedicar el religioso que ofició la misa al pequeño: «El accidente mortal sufrido por Elías nos deja dislocados, no encontramos nada en su sitio. Hay momentos en la vida en la que sobran las palabras, porque son demasiado pobres y limitadas. Uno se siente impotente ante semejante pena por la muerte de un niño de tan solo ocho años”, dijo mientras se preguntaba lo mismo que el resto de los allí presentes: «¿Por qué?»

Acabó el sacerdote acabó advirtiendo a todos:  “En un descuido la vida puede caer al suelo y hacerse añicos”. Algo que tristemente ocurrió el pasado viernes, cuando se produjo el trágico accidente en el que el joven Elías perdió su vida. El momento más doloroso se produjo con la interpretación de su canción favorita, ‘Girls like you’ del grupo Maroon 5, en su recuerdo.

Deja un comentario