Hizo el gesto de socorro en un control de carretera en España y su marido fue detenido: cómo se hace

La mujer denunció ser víctima de maltrato.

Hace unos días, una adolescente fue rescatada desde el coche en el que estaba retenida por un sujeto. Poco después, una mujer en Barcelona pudo alertar de que era víctima de la violencia machista estando al lado de su pareja. Este último caso, de hecho, sucedió en un control de tráfico en Cáceres.

Los agentes de la Guardia Civil dieron el alto a un vehículo en el que viajaban una pareja y su hijo menor de edad. Mientras estaban identificando a los ocupantes, la mujer hizo el gesto universal de socorro de la violencia de género con la mano. Uno de los agentes se dio cuenta inmediatamente de lo que sucedía.

La mujer, como advertencia, abrió los cuatro dedos con el pulgar cerrado y luego los cerró. El agente de la Guardia Civil se dio cuenta y lo interpretó como una señal de socorro, invitando a la mujer a bajarse del vehículo. Una vez en la furgoneta de atestados, la mujer afirmó que estaba siendo amenazada por su marido, que fue detenido inmediatamente.


Según relató, el hombre la había llegado a agarrar del cuello en varias ocasiones. Al parecer, el presunto agresor la había amenazado en el transcurso de discusiones familiares. Viéndola en situación de peligro, los guardias civiles activaron el protocolo de ayuda a la mujer.

Los agentes pertenecientes al Equipo de Atestados e Informes de Plasencia avisaron a la central 062 del supuesto caso de maltrato. Los agentes de la Guardia Civil del Puesto de Ceclavín, en Cáceres, acudieron al lugar para detener al conductor, a quien se le atribuye un presunto delito de violencia de género. El detenido fue conducido hasta la comandancia de Moraleja, donde se le abrieron las oportunas diligencias. Mientras, la mujer está recibiendo el apoyo del sistema contra la violencia de género.

El signo universal de la mano.

La protagonista de esta historia pudo salir de la situación de peligro gracias al simple gesto con la mano. Se trata de una señal que permite comunicar con discreción una situación de riesgo. La idea es que el agresor no se de cuenta de que la víctima está pidiendo ayuda.

Muchas víctimas de violencia de género suelen estar sometidas a una situación de asfixiante control que les impide denunciar. Cuando tienen la oportunidad de hacerlo, no se atreven porque está el maltratador presente. Por eso se puso en marcha un sistema internacional de señalización.

Lo ideó la organización Canadian Women’s Foundation durante la pandemia, momento en el que muchas mujeres convivieron con sus agresores durante semanas, y la idea era que pudiesen pedir ayuda a través de videollamadas. El gesto quedó instaurado, y ha servido para socorrer a varias víctimas.

La señal de las manos es solo una parte del manual de autoprotección para las mujeres que padecen este tipo de violencia. El Ministerio de Igualdad en España propuso estas medidas de autoprotección:

Lleva siempre un teléfono móvil contigo.
Guarda los números de emergencia (112, 091, 062) en tu teléfono, y vincúlalos a una tecla de marcación automática.
Presta atención en los trayectos rutinarios y horas de llegada y salida del trabajo.
Si has compartido el coche con el agresor, cambia las cerraduras.
Activa el cierre automático de las puertas.
No aparques en sitios poco iluminados ni transitados.
Pide a algún familiar que te acompañe o comunícalo a la policía.
En el caso de estar en casa, se recomienda cambiar la cerradura de la puerta y los números de teléfono. Es preciso comunicar la situación a personas de confianza, especialmente vecinos. «Prepara la documentación por si tienes que marcharte rápidamente con un bolso», añade,

En situaciones límite, se aconseja intentar escapar, gritar y pedir auxilio a otras personas, intentar defenderse y proteger las partes más vulnerables del cuerpo. Si la mujer está padeciendo maltrato en silencio, es imprescindible que lo comunique a la autoridad competente, utilizando la señal de las manos si se ve en peligro o recurriendo al 061 como número de teléfono universal.